Diciembre 2021 - Institucional

Para maíz tardío, YPF Agro tiene la oferta más completa del mercado

La compañía cuenta con la mayor red de distribución del país.

La inclusión de maíz tardío en los sistemas productivos agrícolas ha generado un cambio significativo en los últimos años. Esta variante viene
ganando terreno sobre los planteos tempranos al punto de superarlos en la actual campaña, gracias a los buenos rendimientos obtenidos y a la
posibilidad de sembrar la gramínea en fechas demoradas en ambientes que solían ser restrictivos para su desarrollo. “De los diez millones de hectáreas de intención de siembra del cultivo, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación estima que el maíz tardío ocupará un 65%; es decir, unos 6,5 millones de hectáreas. Está muy consolidado dentro de los sistemas de producción agrícola: ha venido para quedarse”, introduce el Ing. Agr. Martín Ferreyra, responsable de Desarrollo para la Región Mediterránea en YPF Agro. “Esto se debe a que el corrimiento de la fecha de siembra permitió hacer maíz en zonas donde las precipitaciones eran menores o más irregulares, en las que se termina ubicando al período crítico del cultivo -en el cual se define el rendimiento- en épocas en las que los requerimientos ambientales (temperatura y humedad) son menores”, explicó el ingeniero.


Habiendo disponibilidad de híbridos de alto potencial de rendimiento, con cañas resistentes al vuelco y quebrado, y con eventos biotecnológicos que facilitan el manejo fitosanitario, las siembras tardías se afianzaron rápidamente como una alternativa segura y sustentable. De acuerdo con el profesional, además, “las mayores temperaturas tuvieron impacto en la mineralización de la materia orgánica, disponibilizando importantes cantidades de nutrientes para el maíz tardío, generando menores chances de déficit y pérdidas por volatilización o lixiviación en el cultivo”.


En los inicios de los maíces tardíos, los aportes por fertilización fueron menores pero “con el transcurso de los años se fue evidenciando que el incremento en la inversión del paquete tecnológico para este cultivo muestra altas respuestas al aporte de insumos en general y de fertilización en particular”, sostuvo Ferreyra. Por eso, desde YPF Agro proponen una mirada integrada de nutrición, protección y genética. Apoyada en la mayor red de distribución de la Argentina, la empresa ofrece en cada punto del país una paleta completa de insumos y soluciones para cubrir todas las necesidades de los productores desde la previa de la siembra hasta la postcosecha.

En materia de nutrientes, YPF Agro dispone de todas las fuentes de fertilizantes, destacándose, para el caso del maíz, la urea protegida, que
presenta menores tasas de volatilización respecto de la tradicional, explicó Ferreyra. Asimismo, los distribuidores de la red cuentan con celdas de almacenamiento de fertilizantes y mezcladoras, lo que les permite ofrecer no solamente monoproductos, sino también mezclas hechas a medida de las necesidades de cada lote de cada productor, detalló.


En ese sentido, y en el marco del proyecto denominado SUMMA, la empresa ofrece a los agricultores el servicio completo de diagnóstico,
recomendación y aplicación de fertilizantes. “Brindamos al productor un servicio de diagnóstico con prescripciones de lote que no se basan solamente en un muestreo de suelo tradicional, sino que se cruzan muchos datos provenientes del muestreo en grilla, de la rastra Veris, la interpretación de imágenes satelitales y mediciones de altimetría”, cuenta el experto.

Y agrega que “con todas estas variables obtenemos una radiografía y hacemos prescripciones mucho más precisas que en un muestreo convencional”. En base a esa prescripción y recomendación, ofrecen también el servicio de aplicación de fertilizantes en forma variable. “De ese modo, se hace una utilización mucho más eficiente de los recursos, ofreciéndole al cultivo lo que realmente va a demandar de
acuerdo con sus necesidades, el potencial de rendimiento y los objetivos que el productor se plantee”, señaló Ferreyra. En cuanto a protección de cultivos, la red de distribuidores de YPF Agro presenta un portafolio completo de productos que abarca desde el tratamiento de las semillas a herbicidas para barbechos, pre y postemergentes, insecticidas y fungicidas. Para el control de malezas, la empresa ofrece una amplia paleta que incluye cletodim y haloxifop como graminicidas, paraquat y glufosinato de amonio como desecantes, sumado a glifosato, 2,4 D en varias
formulaciones, dicamba, picloram, atrazina, metolaclor y S metolaclor, enumeró Ferreyra.

A la hora de proteger el cultivo frente a plagas y enfermedades, la empresa cuenta con Vesticor, un insecticida del grupo de las diamidas antranílicas, que tiene un bajo impacto ambiental en relación a su efectividad para controlar al peligroso gusano cogollero. En cuanto a fungicidas, la compañía está recomendando Mixtar, un producto que combina estrobilurina y triazol para potenciar su acción contra enfermedades. A su vez, el ingeniero recordó que la red YPF Agro tiene la distribución exclusiva de los maíces Illinois, la marca que tiene la investigación y el desarrollo de Grupo Don Mario (GDM). Dentro del portafolio, se destaca Illinois IS 799, con tecnología VT Triple PRO. Es “un híbrido de altísimo potencial para ambientes sin restricciones, está en el pelotón de los cinco mejores maíces del mercado, tanto en ensayos propios como externos”, aseguró Ferreyra. La compañía, además, está posicionando fuerte a IS 782 en su campaña de lanzamiento. Se trata de un maíz de alto potencial y estabilidad, con tecnología Viptera, que otorga el mejor control a gusano cogollero del mercado, relató el ingeniero. En una campaña en la que se pronostica la ocurrencia de escasas precipitaciones hasta fin de año, el maíz tardío se afianza y vuelve a ganar
posiciones. Pero, para lograr buenos resultados, es necesario elegir la mejor genética disponible, acompañar el desarrollo del cultivo con una
nutrición precisa y protegerlo con inteligencia de malezas, plagas y enfermedades, afinando el manejo agronómico. YPF Agro y su red de distribuidores, presente a lo largo y ancho del país, ofrece todas las soluciones tecnológicas, de punta a punta del cultivo, para asegurarle a los productores argentinos las mejores opciones para que puedan transitar con éxito todo ese camino. ©