Octubre 2021 - Institucional

En plena zona núcleo, la soja Enlist de Illinois ya es protagonista de la siembra

Rodolfo Viskovic es productor en Bouquet, sur de Santa Fe. El año pasado le fue muy bien con la IS 46.5 RR/STS, de Illinois, marca que distribuye en exclusiva YPF Agro. Y este año va con la IS 46.1 E/STS, una de las variedades que incluye la nueva tecnología Enlist.

Aunque su padre, sus tíos y su abuelo eran productores agropecuarios, Rodolfo Viskovic prácticamente no se involucraba en la
empresa familiar. “Iba al campo pero miraba sin ver”, define. Recién a partir de 2005, a sus 32 años, cuando su padre enfermó, comenzó a dedicarse de lleno a la agricultura, en campo propio y alquilado, en la zona cercana a Bouquet, al sur de Santa Fe. ¡Y vaya si aprendió! Ahora, presta, además, servicios de siembra, pulverización y fletes para terceros. En esa región, los suelos son de Clase I, de buena aptitud agrícola, y el régimen de lluvias es favorable para el desarrollo de los cultivos extensivos tradicionales. A pesar de que ya tiene dieciséis años de experiencia, Rodolfo sostiene que todavía tiene mucho que aprender. Por eso escucha y sigue al pie de la letra las recomendaciones del ingeniero agrónomo que lo asesora. “Hace tiempo que trabajamos bien, haciendo lo mejor posible, respetando las rotaciones, fertilizando y aplicando preemergentes como corresponde, dentro de las posibilidades económicas que tenemos”, detalla el productor santafesino. En una secuencia de rotación clásica, que incluye maíz, soja, trigo- soja, el año pasado, por recomendación de Marcos Crossetti, distribuidor de YPF Agro con base en la ciudad de Las Rosas, sembró la variedad de soja Illinois IS 46.5 RR/STS en un tercio de la superficie que destina a la oleaginosa. Fue en lotes de buen potencial, “algunos con la napa muy elevada y zonas con anegamiento”, recordó. Allí, previamente, había tenido problemas de nacimiento con una variedad de otra empresa, en la misma campaña. “Tuve que resembrar y no quise fallar, así que decidí comprar la semilla original”, relata. Normalmente, la siembra de soja en sus campos la realiza entre el 20 y el 25 de octubre, pero el año pasado, a raíz de ese inconveniente, se vio obligado a hacerlo entre el 10 y el 15 de noviembre.

En la zona, las malezas difíciles como yuyo colorado y rama negra constituyen un problema al que hay que prestarle especial atención. “Si
uno los controla bien, previo a la siembra, se evita un dolor de cabeza después”, advierte Rodolfo. Y cuenta que también hace aplicaciones para
combatir insectos como isocas y chinches, y enfermedades de fin de ciclo, básicamente con la paleta de productos que le proveé para todo el ciclo su distribuidor de YPF Agro.
“La 46.5 me gustó. Logramos rendimientos cercanos a 4.700 kg/ha, lo que para nuestra zona está muy bien. Quedé realmente conforme”,
destaca el productor. Tras la buena experiencia de la campaña pasada, este año, por recomendación de su asesor, ya se apresta a sembrar otra variedad de Illinois, la IS 46.1 E/STS, con tecnología Enlist. Los materiales Enlist son resistentes a glifosato y, además, a dos nuevos herbicidas: el 2.4 D Enlist Colex D (un producto sistémico y total para el manejo de malezas de hoja ancha) y también a glufosinato de
amonio (clave para el manejo de escapes y como herramienta de doble golpe, ya que actúa principalmente por contacto). La IS 46.1 E/STS tiene también, como su nombre lo indica, tecnología STS, que le brinda resistencia a los herbicidas de la familia de las
sulfonilureas.

“El año pasado, por falta de lluvias en el momento apropiado, el preemergente no actuó como se esperaba y algunos lotes tuvieron escapes de yuyo colorado”, recuerda el productor. “Este año, si bien haremos los tratamientos preemergentes como corresponde, la tecnología Enlist nos da la tranquilidad de poder controlar los problemas si llega a haber algún escape de esa maleza”, agrega. Asimismo, destaca la posibilidad que ofrece esta herramienta de “poder alternar los principios activos, para que las malezas no se hagan resistentes” y también el hecho de “ir limpiando el lote para evitar futuros problemas”.


Al momento de redactar esta nota, las labores de siembra estaban a punto de comenzar (alrededor del 20 de octubre) si la humedad del suelo
lo permitía, con una densidad de 13 granos por metro y 35 centímetros de distancia entre hileras, fertilizando con una mezcla hecha a medida por el distribuidor de YPF Agro de Las Rosas. “A las semillas las vamos a tratar con Y-TERRA. Este es el tercer año en que lo usamos y anda muy bien”, asegura Rodolfo. Se trata de un producto 100% biológico ofrecido por YPF Agro, único en el mercado para el tratamiento de semillas, que incluye un biocontrolador con propiedades fungicidas, un promotor del crecimiento, un bioprotector y el inoculante.

 

Y-TERRA forma parte de la amplia gama de productos y servicios que los productores pueden encontrar en los más de 100 distribuidores de
YPF Agro en todo el país. Con ese despliegue, único en la Argentina, la empresa acompaña al productor en todo el ciclo del cultivo, desde antes
de la siembra hasta después de la cosecha, incluyendo la comercialización de los granos. “Combustible, silobolsas, fitosanitarios, todo lo que está en la paleta YPF Agro lo estoy utilizando. Hasta la comercialización de los granos, por canje, incluso con algún negocio interesante que siempre aparece con plus de precio, o con entrega con precio a fijar”, detalla el empresario.

 

Desde Las Rosas, en plena zona núcleo argentina, Rodolfo es un ejemplo de miles de productores que en este año, como en cada campaña, vuelven a invertir confiando en lo que saben hacer. Y lo hace con una visión clara: apostando a la tecnología, a la innovación y a tener y brindar un excelente servicio, porque está convencido de que ese es el camino para seguir creciendo y hacerlo de manera sustentable. ©

Compartir esta nota: