Septiembre 2021 - Institucional

Ahora, a pensar en la soja, con los mejores productos y servicios

Y-TERRA Soja, un pack biológico de alta efectividad que aumenta el vigor de la planta y la protege de las principales enfermedades, y SUMMA MIX, un sistema único para la nutrición precisa del cultivo, forman parte de la amplia oferta tecnológica de YPF Agro.

En pocas semanas más comienza la siembra de soja y, con esa tarea tan importante en el horizonte, es clave tener algunas cosas bien claras. Por ejemplo, que cualquier cultivo exitoso requiere de una buena semilla, que para expresar todo su potencial genético tiene que estar sana desde el comienzo, y poder desarrollarse sobre un suelo bien nutrido. 

 

YPF Agro lo sabe y por eso ha desarrollado una solución novedosa, eficaz y sustentable, que marca una importante evolución sobre los productos conocidos hasta ahora para la protección de la semilla y que le permita expresar todo su potencial. Esa solución se llama Y-TERRA.

Se trata de un producto 100% para el tratamiento de semillas, que incluye un biocontrolador, el inoculante y un bioprotector. Todo junto.

Como explica en términos técnicos el especialista Santiago Urricelqui, del área de Desarrollo de la empresa, “Y-TERRA pack soja incluye tres componentes: el hongo Trichoderma harzianum (que oficia de promotor de crecimiento), la bacteria Bradyrhizobium japonicum y un bioprotector”. 

A diferencia de otros productos del mercado, controla  los patógenos valiéndose de un hongo en lugar de un químico.

Además, tiene una acción promotora del crecimiento que permite un mayor desarrollo de raíces y biomasa aérea en los estadios iniciales , generando un mejor establecimiento del cultivo y reduciendo la competencia de las malezas.

“Y-TERRA es un biocontrolador de todos los patógenos de suelo y de semilla, al igual que cualquier producto químico, pero es 100% biológico, y además actúa como promotor del crecimiento”, contó Urricelqui. 

Se trata de un producto desarrollado por Y-TEC, el centro de investigación y desarrollo tecnológico que conforman YPF y el Conicet, que también incluye un inoculante elaborado en base a la bacteria Bradyrhizobium japonicum, responsable de la fijación biológica del nitrógeno.

En la composición de Y-TERRA se incluye un  bioprotector que cumple la función de proteger y adherir los microorganismos a las semillas, además de colorearlas para poder diferenciar fácilmente las tratadas de las que no lo están.

“Como habitualmente las bacterias que fijan biológicamente el nitrógeno se desecan muy rápido y mueren, este protector les brinda un medio soluble y alimento para que su vida sea más prolongada sobre la semilla. Así, si se usa la semilla sin bioprotector, el inoculante dura 24 horas, pero con un bioprotector como el nuestro puede durar hasta 20 días”, explicó el especialista.

Al ser 100% biológico, Y-TERRA es también sinónimo de sustentabilidad. “No solo es amigable con el ambiente, sino que también es mucho más amigable con la semilla que los tratamientos fungicidas convencionales, que en semillas con daño mecánico pueden disminuir el poder germinativo de la soja, explicó Urricelqui. 

El técnico de YPF Agro destacó, además, que Y-TERRA es de fácil aplicación y se utiliza como cualquier otro producto del mercado. Cuenta, además, con autorización del SENASA para ser utilizado en agricultura orgánica.

En el paquete de soluciones que la compañía tiene para la soja, acompañando al productor en todas las etapas del cultivo, desde antes de la siembra hasta después de la cosecha, también aparece un novedoso sistema para la nutrición, que puede encontrarse en los más de 100 distribuidores de YPF en todo el país.

Se trata de Summa Mix, una mezcla de nutrientes diseñada a medida de cada necesidad de cada lote. 

El producto es parte de un servicio integral que YPF Agro brinda en materia de nutrición de cultivos, que comienza con la realización de un diagnóstico intensivo de suelo, que incluye al muestreo de suelos tradicional pero a partir de un mapeo basado en imágenes satelitales, además de otros recursos como mapas de rendimiento de campañas anteriores, la utilización de la rastra Veris y herramientas de altimetría, entre otros parámetros.

Todo ese trabajo se lleva a cabo como paso previo a la prescripción de una mezcla específica de nutrientes para cada lote, apuntando a ganar eficiencia, rentabilidad y sustentabilidad.

“En YPF Agro ofrecemos al productor, no importa en qué parte de Argentina esté, qué cultivo siembre o qué problema tenga en el suelo, una mezcla adaptada a su conveniencia en cuanto a lo agronómico (qué nutriente y qué cantidad) y en lo económico (ya que contamos con una gran cantidad de fuentes posibles) para elaborar el producto final”, explicó Cecilia Bonelli, responsable de Producto en el área de Nutrición de la compañía.

Algunos de los nutrientes más importantes que se utilizan para elaborar las mezclas para la soja son fósforo, azufre, calcio y magnesio.

Los distribuidores de la amplia red de YPF Agro en todo el país son los responsables de gestionar este proceso. “Ellos tienen el producto en cada región de la Argentina, hacen el control de calidad y se ocupan de la logística y entrega en tiempo y forma”, contó Bonelli. 

Asimismo, cada distribuidor ofrece el servicio de aplicación del fertilizante a través de un convenio realizado con la empresa de maquinaria Agco, que permite disponer de las modernas máquinas Rogator para esa tarea.

Así, con productos y servicios diferenciales, que marcan una evolución en lo que existía hasta ahora en el mercado argentino, YPF Agro pone a disposición de los productores la posibilidad de encarar una campaña de soja aspirando a un nuevo potencial, pero de manera simple, eficiente y concreta en todas las regiones del país.  ©

Compartir esta nota: